Oskar Gascón, ganador del “IX Memorial Quique Escalante”
7 Enero, 2016
Comida anual de 2016 entre ambos Alardes
13 febrero, 2016

Martín Goikoetxea “Goiko”, fotógrafo

Tras 41 años Martín Goikoetxea, “Goiko”, se ha jubilado y ha cerrado su tienda de la calle Altzate de Bera. Durante todos estos años ha conservado en su tienda todos los carnés y acreditaciones de fotógrafo para diferentes revistas y actos, entre ellas, como no, las acreditaciones para San Marcial. Y es que “Goiko” y el 30 de junio van siempre unidos. Hemos hablado con él:

– ¿Cómo te aficionaste a la fotografía?

Hacía el año 1965 tuve mi primera cámara, toda de plástico, y empecé a hacer fotos a la familia y a gente del barrio. Algunas, con mi madre, las he encontrado al recoger la tienda. En blanco y negro por supuesto, las primeras me las revelaban en Irun.

– ¿Desde cuándo sacando fotos el día de San Marcial?

No lo sé seguro porque los primeros años era todo en negativo y es más difícil de saber que ahora, que es en digital.

– ¿Cómo era hasta este año para Goiko un día de San Marcial?, ¿a qué hora venías a Irun?, ¿cómo te organizabas?

Unos años salía a las 5 de la mañana de Bera, paraba en Alunda, disfrutaba de un refrigerio bien calentito, las fotos de rigor y hasta Behobia, hasta que llegaba la cantinera. De unos años para aquí, salgo a las 5 de Bera, llego, aparco donde puedo, subo a San Juan, oigo la Diana, bajo a Santiago y desayuno con la cuadrilla y empiezo el recorrido. Así hasta la Arrancada. Luego todo de seguido: San Juan, parroquia, Banda, Tamborrada, etc.

– En todos estos años seguro que habrás vivido miles de anécdotas. ¿Nos cuentas alguna?

Un año llovió mucho. En la Arrancada una persona me dio una bolsa de la compra para proteger la cámara. Después de años la he visto en el mismo sitio viendo el Alarde. Otro año me tocó fotografiar el Alarde, cambiarme y luego ir a hacer un reportaje de boda, con ceremonia, jardín, fotos de grupo, etc. Y luego volver a Irun, vestirme de San Marcial y otra vez al Alarde. Como la boda era fuera no tuve tiempo de comer.

– ¿Qué tiene el Alarde de San Marcial que a todo fotógrafo “engancha”?

Comienzas saludando a la Banda y a otros compañeros en la Diana, sientes la emoción… eso te acompaña durante todo el día.

– ¿Seguirás visitándonos y sacando fotografías o a partir de ahora vivirás las fiestas de otra manera?

Por supuesto, eso se lleva dentro y las emociones vale la pena vivirlas. Al jubilarme, a mitad de las fiestas sanmarcialeras, no me he despedido del Alarde y me gustaría hacerlo como el Alarde se merece.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies