Historia de Irun

 

Se encuentra rodeado de montes entre los que destacan la Peña de Aia, Jaizkibel, Erlaitz y San Marcial. Irun limita con los municipios de Lesaka (Navarra), Oiartzun, Lezo y Hondarribia (Gipuzkoa), así como con Francia, siendo el río Bidasoa quien marca la línea fronteriza con el país vecino.

Su término municipal, incluso el núcleo principal de la ciudad, se halla distribuido en siete barrios, siendo los más antiguos Bidasoa, Meaka, Olaberria y Lapice. A principios del siglo XIX empiezan a ser conocidos Anaka y Ventas, desgajados del extenso barrio matriz Lapice. Por último en 1887 aparece Behobia, como barrio segregado de Bidasoa.

En momentos puntuales de expansión de la zona urbana, y sobre todo a partir de los años sesenta del presente siglo, se ha propagado la costumbre de asignar el nombre de barrios a entidades de población o agrupaciones que, al menos oficialmente, no lo son; se trata simplemente de barriadas con mayor o menor extensión y población. Así vemos que, de forma general y equivocada, se les llama barrios a zonas tales como San Miguel, la Estación, Santiago, Larreaundi, Arbes, Ibarla, etc.

La población ha ido en aumento progresivo dando un salto espectacular a partir de los años 50, debido en gran parte a la inmigración, atraída por el desarrollo económico y comercial de la ciudad, fenómeno que ha remitido en los últimos años. En el año 1990 la población ascendía a 55.200 habitantes y actualmente se trata de la segunda ciudad más importante de Guipúzcoa tras su capital, San Sebastián, con una población que ronda los 60.000 habitantes.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies